Hanley: “Todavía tengo amor por el juego”

2
119
Hanley Ramírez
Hanley Ramírez

Ramírez conversó con elCaribe antes de debutar ayer con el Licey. Señaló que está libre de lesiones en sus hombros

Para Hanley Ramírez ya está bueno de descanso y de reflexión. Es hora de volver a la acción y comenzar el camino que le lleve de regreso a las Grandes Ligas.

Entre sonrisas y expresiones bien articuladas, el veterano conversó ayer con elCaribe sobre sus planes inmediatos, donde está como primer punto de agenda la participación con los Tigres del Licey que se inició anoche.

“Todavía tengo amor por el juego, claro que sí y mucho”, dijo Ramírez, cuya agenda de trabajo de ayer comenzó bien temprano. A las 3:00 de la tarde estaba en el terreno tomando prácticas de bateo con algunos de sus compañeros azules.

Lea también: Robert Pérez dice estar muy motivado con Licey

“La gente hablará y dirá cosas, pero yo los dejo y no le hago caso a eso. Me siento muy bien, gracias a Dios, recuperado de mis lesiones y vamos a jugar pelota que es lo que sé hacer desde pequeño”, comentó.

Ramírez fue dejado libre por los Medias Rojas de Boston a principios de junio. Para la ocasión estaba bateando .254 con apenas seis jonrones y 29 remolcadas en 44 partidos. El dominicano había acumulado 195 apariciones al plato y si lograba 497, se activaba una opción de 22 millones de dólares para 2019. No hay dudas de que ese monto gravitó en la decisión del eventual equipo campeón de las Mayores.

“Me tomé ese tiempo libre para reflexionar y también descansar y recuperarme. He tenido cuatro cirugías, siempre he sufrido de los hombros y aproveché ese tiempo”, dijo el Novato del Año de 2006 en la Liga Nacional con los entonces Marlins de La Florida.

Hanley es el primero en entender la decisión de Boston. “Eso es un negocio. Soy un veterano y sé que esas cosas caminan así”, señaló el nativo de Samaná, quien debutó en 2005 con los Medias Rojas en las Mayores.

Dijo que fue suya la decisión de descansar desde junio. “Pude haber jugado en otra parte, como Baltimore y San Luis. Hubo ofertas”, indicó.

De por vida en las Grandes Ligas, Ramírez batea para .290 con 269 jonrones y 909 remolcadas. Lleva 1,825 hits en 6,300 turnos. A finales de 2014 firmó un pacto por cuatro campañas (2015-2018) por 88 millones de dólares con Boston.

Sobre el Licey

Ramírez se puso anoche la franela del Licey una vez más. Su meta es aportar a la causa de la escuadra para que obtenga la clasificación hacia la postemporada.

“Licey va a clasificar, a los fanáticos que no se desesperen y que nos apoyen porque este equipo estará mejor”, dijo el también campeón de bateo de la Liga Nacional en la campaña de 2009 con los Marlins con un average de .242.

“Que no se desesperen”, dijo con una sonrisa. “Licey es así que pone a sus fanáticos con suero y a tomar pastillas, pero las cosas luego mejoran. Se los dije a muchos fanáticos que no se desesperaran y míralo ahí que ahora estamos en una buena racha”, añadió.

Hanley espera jugar defensa en algún momento con los Tigres del Licey. “Sí, claro. Seré designado y también jugaré en la primera base. Estamos en condiciones de ayudar en eso también”, dijo el veterano, quien a sus 34 años espera demostrar que le queda combustible.

Por Yancen Pujols / El Caribe

Anuncios

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.