Cambios en la alineación les rinden dividendos a los Medias Rojas en el Juego 3

0
96

NUEVA YORK – Tres bateadores que estuvieron ausentes de la alineación titular de los Medias Rojas para los primeros dos partidos de la Serie Divisional de la Liga Americana – el utility Brock Holt, el tercera base dominicano Rafael Devers y el receptor boricua Christian Vázquez – se hicieron sentir en la paliza de Boston por 16-1 sobre los Yankees en el Juego 3 en el Bronx.

El trío se combinó para batear de 18-8 y remolcar siete carreras en la jornada. La estrella de la noche fue Holt, quien además de empujar cinco carreras se convirtió en el primer jugador en la historia de Grandes Ligas que batea para el ciclo en un juego de postemporada.

“Obviamente, uno no llega al juego esperando hacer historia ni nada por el estilo, y menos anotar dieciséis carreras ante un buen equipo de los Yankees de Nueva York”, expresó Holt. “Fue una gran noche para todos”.

En los primeros dos compromisos de la serie, el manager de los Medias Rojas, Alex Cora, apostó a la defensa. Para el Juego 3, el puertorriqueño creó una alineación con mayor potencial ofensivo – y acertó. “[Devers] en su primer turno al bate estuvo muy disciplinado, se mantuvo con sus pitcheos y luego dio un buen salto con la cuenta en 3-2 y se robó la segunda base”, señaló Cora. “Con Brock, sabemos de lo que es capaz. Era cuestión de usarlo en el enfrenamiento indicado.

“Christian estuvo fenomenal detrás del plato. Hizo buen trabajo [con los lanzadores Nathan Eovaldi, Heath Hembree y Eduardo Rodríguez] y puso la bola en juego con hombre en tercera y dos outs. Consiguió un hit dentro del cuadro y luego un bateo y corrido. Eso fue magnífico”.

Vázquez, quien se fue de 6-2 y produjo la primera carrera de Boston ante Severino, atribuyó su actuación al “hambre que uno tiene esperando esta oportunidad, y más con este equipo de los Yankees en los playoffs”.

“La oportunidad está ahí y hay que aprovecharla”, agregó el boricua.

De su parte, Devers se fue 6-2 con una impulsada y una base robada el lunes. El quisqueyano rindió en la SDLA del 2017 ante Houston (de 11-4 con dos jonrones y cinco impulsadas), pero luego de una campaña regular en la que puso números ofensivos discretos y tuvo problemas con la defensa, Cora decidió utilizar al dominicano Eduardo Núñez como antesalista titular para los primeros dos juegos.

“Vine a dar el 100 por ciento de mi”, dijo Devers, de 21 años de edad. “Vine aquí a jugar como siempre lo hago, a disfrutar”.

Con el triunfo en el Juego 3, los Medias Rojas se pusieron a ley de una victoria para avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Astros. Tendrán la oportunidad de asegurar su boleto en el Bronx el martes en el Juego 4.

“Mejor si avanzamos mañana y ya salimos de eso y vamos para la segunda ronda de una vez”, dijo Devers.

Por Nathalie Alonso / LasMayores.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.